Mi carrito

Cerca

El impacto del coronavirus en el mundo del vapeo

El impacto del coronavirus en el mundo del vapeo

 

Debido a su expansión a lo largo y ancho del mundo y a todo el interés generado alrededor del coronavirus (COVID-19), nos hemos propuesto dar algunas claves que consideramos importantes sobre el impacto que hasta el momento está teniendo este virus en el mundo del vapeo. A nivel de mercado, lo primero sería tener en cuenta que muchos de los dispositivos que se encuentran actualmente a la venta son fabricados en China, lo que ha causado que muchas empresas distribuidoras y tiendas hayan tenido problemas para adquirir algunos dispositivos debido a limitaciones en la fabricación, transporte y distribución en los últimos meses.

Del mismo modo, muchos de los distribuidores de productos, accesorios y dispositivos de vapeo han visto recortado su stock, en ocasiones hasta verlo reducido a cero, en algunos de los equipos y productos más populares. Debido a que muchas de las fábricas en China han tenido que verse cerradas temporalmente es difícil saber cuando habrá suministros disponibles. Por lo que aparece actualmente en las noticias, China está volviendo poco a poco a la normalidad en la mayor parte de su territorio, habiendo controlado el brote de coronavirus y actualmente sufriendo un número de casos realmente reducido y que tiene que ver posiblemente con visitantes de fuera del país.

Actualmente, el stock disponible en las tiendas de vapeo va a ser al que cualquier cliente tendrá acceso hasta que los efectos del virus desciendan y las fábricas retomen su actividad normal. Es posible que, incluso entonces, requiera cierto tiempo para ellas para recuperar de nuevo su inventario y que al principio los distribuidores tengan acceso a cantidades limitadas de productos para poder vender y distribuir en tiendas.

A nivel político y social, algunas voces con clara vocación anti vapeo en Estados Unidos han tratado de aseverar que el vapeo incrementará el número de infecciones de coronavirus. Esta afirmación, sin respaldo científico ninguno, se basa en que gran parte de los equipos y repuestos vienen de China, punto donde surgió el virus. No obstante hay que dejar claro que, aunque hay te tomar precauciones para evitar la exposición al COVID-19, no hay razón para temer al vapeo. El vapeo no hará que cojas la enfermedad y, en caso de que la tengas, tampoco la empeorará.



 

 

Una de las dudas que tiene la mayor parte de la población es que, ya que gran parte de los productos de vapeo se fabrican en China, si eso podría afectar a los dispositivos de vapeo. Aunque es una preocupación razonable, es muy improbable. Los estudios han mostrado que el virus puede sobrevivir un máximo de nueve días en condiciones óptimas (no obstante, el transporte marítimo, que es el más común, suele tardar varias semanas). Por ello, cualquier kit de vapeo o accesorio (o cualquier otro tipo de producto enviado por barco desde China) no tiene posibilidad real de introducir el coronavirus en tu hogar. De todos modos, si aún te preocupa, el uso de toallitas y productos desinfectantes eliminará la presencia de cualquier virus en cuestión de minutos. Para extremar la precaución, cuando compres un kit nuevo puedes limpiarlo con toallitas o usar un desinfectante con un trapo antes de usarlo.

Muchas personas están alarmadas en exceso pensando que todo esto irá a peor. Es cierto que para personas con afecciones previas como problemas pulmonares o diabetes, la enfermedad puede agravarse. El COVID-19 puede causar daños pulmonares y a aquellos que fuman cigarrillos tradicionales corren un mayor riesgo. Del mismo modo, es bien sabido que el propio hecho de fumar causa enfermedades pulmonares.

Hace algún tiempo tuvo mucha repercusión la información incorrecta de que los cigarrillos electrónicos o el vapeo podían ir asociados a daños pulmonares. Esta información se demostró que estaba equivocada y que las muertes y enfermedades pulmonares fueron causados por líquidos con THC ilegales adquiridos en el mercado negro en EE.UU., debido al uso del acetato de Vitamina E que es un aceite. De hecho, aquellos fumadores que se han pasado al vapeo gozan de mejor salud que aquellos que siguen fumando.

Según han dicho las autoridades sanitarias, fumar puede ser un factor agravante, ya que sus pulmones están comprometidos y si un fumador se infecta con COVID-19 es más peligroso que si lo hace un no fumador. Sin embargo, el vapeo no es un factor agravante, y tratar de crear una equivalencia a este nivel entre fumar y vapear es absolutamente incorrecto.

En definitiva, conviene siempre mantener la calma. Hay que hacer caso a las recomendaciones que vienen por parte de las autoridades sanitarias y hacer caso omiso a bulos u otras opiniones que carecen de base científica. Siempre hay que procurar mantener una limpieza e higiene tanto en lo personal (no hay que dejar de insistir en la importancia de lavarse las manos con agua y jabón o desinfectantes de manos apropiados), como en lo que se refiere a nuestros dispositivos. Tampoco se debe compartir nuestro Pod o cigarrillo electrónico con otras personas (pensando en él como si fuera algo tan personal como nuestro propio cepillo de dientes, por ejemplo) y hay que mantener siempre una actitud responsable y hacer las cosas siguiendo nuestro sentido común para evitar contagiarnos o extender el virus, y acabar sumándonos nosotros al problema de salud que actualmente ya existe.

Recordamos que debido a las actuales medidas tomadas recientemente por el Gobierno siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, a partir del Lunes 16 de marzo  y cumpliendo con dichas medidas, todas nuestras tiendas permanecerán cerradas. 

0 comentarios

Deja un comentario

Todos los comentarios del blog se verifican antes de publicar

Suscribete

Ingresa tu correo electronico